La teoría común es que los gatos son exigentes con la comida.

En cuanto a la teoría de que los gatos son exigentes, es algo cierto, pero hay muchos matices.

Razones por las que su gato no comerá

Es importante saber que su gato no come simplemente por hacerse el difícil o porque son exigentes. Un gato puede dejar de comer por varias razones, que varían desde el dolor o la incomodidad hasta el tipo de tazón o dónde se le coloca la comida. También podría haber razones médicas:

  • Dolor dental: diente roto, raíz del diente con absceso, tumor oral, resorción del diente
  • Pancreatitis (páncreas inflamado)
  • Obstrucción urinaria
  • Obstrucción digestiva
  • Estreñimiento
  • Infección de las vías respiratorias superiores (” gatito frío “)
  • Enfermedad del riñón
  • Estrés o un cambio dentro de su hogar

Como Dar de Comer a un Gato que no Quiere

La verdad es que, por lo general, hay una razón médica para que un gato no coma. Y, como puede ver en la lista anterior, algunas de esas razones médicas pueden ser bastante serias. Si su gato no está comiendo su cantidad normal y continúa este comportamiento durante más de dos comidas, es hora de ir al veterinario.

Tomar estas cosas temprano a menudo da como resultado un mejor pronóstico, así como un tratamiento más fácil y menos costosos, los gatos gordos que dejan de obtener suficientes calorías corren un mayor riesgo de desarrollar una forma grave de disfunción hepática (lipidosis hepática) como resultado de su disminución de la ingesta de calorías.

Como Dar de Comer a un Gato que no Quiere

Como Dar de Comer a un Gato que no Quiere

Cómo hacer que tu gato coma

Si bien hay muchos motivos potenciales para que un gato rechace la comida, estos son algunos trucos simples que puede intentar para abrir su apetito:

  • Dales algo de comida enlatada / mojada (cuanto más apestosa, mejor, prueba variedades de mariscos)
  • Dales un poco de comida para bebés de carne
  • Agrega un poco de agua de una lata de atún o anchoas a su comida
  • Suavemente caliente la comida en el microondas o con agua tibia (no la calientes demasiado)
  • Espolvorea un poco de queso parmesano rallado en la comida. El sabor salado suele ser suficiente para despertar el interés y el apetito de un gato.
  • Espolvorea un poco de polvo de levadura nutricional en su comida; tiene un sabor a nuez, del que muchos gatos se vuelven completamente locos. ¡Una ventaja adicional es que es rico en vitaminas B! (No confundas la levadura de cerveza con la levadura nutricional: son casi lo mismo, pero no exactamente. La levadura de cerveza a menudo tiene un sabor amargo, que a muchos gatos puede no gustarles).
  • Espolvorea un poco de probiótico Purina FortiFlora en su comida. Mezcla un poco y luego espolvorea un poco en la parte superior. ¡FortiFlora no solo funciona a la perfección como un estimulante del apetito para gatos, sino que también obtiene el beneficio adicional de un probiótico comprobado!

Si estos trucos fallan, o si tu gato rechaza más de dos comidas, es hora de ir al veterinario para su evaluación y cuidado.

Consejos

Muchos gatos adoran un poco de caldo y sabor añadido a su comida, pero por favor consulte con su veterinario si esto es apropiado para la situación de su gato. Por ejemplo, puede usar caldo sin sal y sin cebolla y mezclarlo con la comida nueva. Para hacer su propio caldo de atún, agregue 3 tazas de agua a una lata pequeña de atún y mezcle, luego congélelo en bandejas de cubitos de hielo.

Esto en particular funciona bien para los gatos con enfermedad renal para alentarlos a comer una dieta renal. Incluso si su gato está comiendo una pequeña cantidad de otros alimentos, al menos si la mayoría es el alimento renal todavía hay algún beneficio. El queso cottage, el pollo a la parrilla, los alimentos enlatados regulares o incluso algunos bizcochos pueden ser suficientes para alentar a su mascota a comer.

¿Qué tipo de recipiente de alimentación es el mejor para su gato?

Claramente, hay un montón de opciones disponibles cuando estás decidiendo cómo alimentar a tu gato. Si te preocupa la fatiga de bigotes, busque un plato o un recipiente ancho con lados poco profundos, por lo que hay menos posibilidades de que tu gato tenga que aplastar sus bigotes contra el cuenco.

Preferiblemente, opta por acero inoxidable cuando esté disponible. No solo es duradero, sino que también es fácil de limpiar y desinfectar. Del mismo modo, los cuencos de cerámica y vidrio pueden funcionar, aunque son más fáciles de romper. Evite recipientes o recipientes de plástico ya que pueden albergar bacterias cuando están astillados o rayados, lo que puede ocasionar problemas como el acné del gato.

Como Dar de Comer a un Gato que no Quiere ?
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter