Todos los gatos tienen un comportamiento natural que obedece la necesidad de rasguñar o rasgar. Pero ¿Cómo hacer para que este felino no afile sus uñas en los muebles? Existen varias soluciones y más adelante en este mismo artículo encontraras algunas de ellas, las cuales te serán muy prácticas para ponerle fin a este tipo de problemas.

Para empezar, no se trata de impedir que el gato use las uñas, sino de buscar una solución a ese hábito que puede tomarse como destructivo. Por eso, si tienes como mascota a este tipo de felino, no será una tarea fácil mantener los muebles y otros artículos de tu hogar en buen estado, pero se puede lograr con un poco de ingenio y esfuerzo de tu parte.

Como Hago Para Que Mi Gato No Rasguñe Los Muebles

Lo bueno es que existen muchas salidas a esta situación y gracias a Dios hoy conocerás algunas de las técnicas y métodos que puedes aplicar como plan de acción para proteger tus muebles de los rasguños de los gatos.

Los gatos deben contar con una herramienta apropiada que les permita rascarse. De lo contrario, su instinto los llevará a elegir distintos objetos del hogar para mantener sus uñas afiladas, dentro de los que indiscutiblemente incluirá los muebles. Esto quiere decir que, si tienes un gato, indiscutiblemente tendrás que tomar previsiones para que no cause daños.

Es posible que no logres eliminar por completo las ocasiones en las que tu gato rasguñe los muebles, pero lo que si puedes hacer es reducir al mínimo las veces que lo haga. Por eso aquí tienes una lista de algunos de los consejos que puedes poner en práctica para evitar que tu gato rasguñe los muebles de tu casa.

1.    Cubre los muebles con protectores de tela

Puedes utilizar protectores de tela que tengan una textura o material diferente al de los muebles. Lo ideal sería que el protector que utilices no resulte ser un buen estimulante para el gato. Puede servirte aquellos que sean de material pegajoso, plástico o de aluminio, por ejemplo.

Como Hago Para Que Mi Gato No Rasguñe Los Muebles

Como Hago Para Que Mi Gato No Rasguñe Los Muebles

Este tipo de medidas debes aplicarla todo el tiempo o al menos hasta asegurarte que el gato tenga por costumbre usar su rascador. Con esto se logrará proteger el mueble, pero no se garantiza que el gato desista de rasguñarlos.

2.    Coloca rascadores para gatos en varias partes de la casa

Comprarle un rascador a tu gato podría ser la solución al problema de los rasguños, pero debes buscar la manera de incentivar a tu gato a utilizarlo. Para eso, debes proporcionarle rascadores que resulten atractivos para él. La clave está en conocer los gustos de tu gato a la hora de rascarse y saber elegir el rascador adecuado.

Una buena opción es colocar rascadores en varias partes de la casa que tengan una textura y un aspecto similar al de los muebles. La mejor ubicación para un rascador seria cerca de la zona que el gato rasguña, en este caso los mueble. Por otra parte, debes asegurarte de que se encuentren bien fijados, de lo contrario el gato se puede asustar y no usarlo más.

3.    Usa un tono de voz adecuado para corregir su comportamiento

Quizás habrás escuchado que resulta inútil asustar y castigar a un gato ¿Cierto? Pero, esto no significa que tengas que dejar que haga siempre lo que quiera o que no puedas regañarlo nunca. Aunque el regaño solo funcione para asustarlo cuando lo encuentres rasguñando los muebles.

En estos casos, lo más correcto es tratar de decirle palabras cortas y suaves como, por ejemplo, no, y luego llevarlo al rascador. Así poco a poco podrá relacionar que el lugar para rascar es ese y no los muebles.

4.    Utiliza spray con agua para disuadirlo

Una alternativa muy hábil y práctica es tener a la mano una botella de spray con agua y rociar a tu gato cada vez que intente rasguñar los muebles. De esta manera el gato podrá asociar el hecho de rasguñar los muebles con un chorro de agua nada agradable. Por lo que el captara la señal con solo ver que lo estás apuntando con el spray y echara a correr.

Esta técnica sirve para reforzar todas las anteriores, además contribuye a que el gato prefiera usar el rascador, ya que con este no tendrá ninguna situación desagradable como castigos, baño de agua, ni texturas incomodas. Por ningún motivo pienses en extirparle las uñas al gato, pues esto es un acto de agresión y es penado por la ley de protección de los animales.

5.    Corta las uñas de tu gato regularmente

Las uñas largas y afiladas es la razón más clara por la que el gato rasguña, por ello, puedes optar por cortárselas con cuidado, por lo menos cada dos semanas. Si no sabes cómo cortarlas, pide la ayuda de una manicurista felina o a un médico veterinario, ellos te indicaran la forma más segura de hacerlo, así evitarías lastimar gravemente al gato.

Al principio el gato podría sentirse incomodo, pero tienes que buscar la forma de que se deje cortar las uñas. Mantenerlo distraído o darle una recompensa mientras se corta las uñas podría servir.

Cómo pudiste darte cuenta hay distintas formas de hacer que tu gato no rasguñe los muebles, pero por ninguna razón debes tener como alternativa pegarle, o amputarles las uñas, ya que no es permitido por la ley de protección de animales.

Es importante que enseñes a tu gato desde pequeño usar un sitio en específico donde pueda permanecer, además de ir creando el hábito de utilizar rascadores en vez de los muebles para lijarse las uñas. Esto servirá a que tu gato se vaya acostumbrando y adaptando a las condiciones que le impongas.

No olvides que los gatos no son seres que razonan, por eso debes tenerles un poco de paciencia y si sientes que no puedes soportarlo más, lo mejor será que lo entregues en adopción antes de hacerle cualquier daño físico.

Como Hago Para Que Mi Gato No Rasguñe Los Muebles ?
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter