La gente bromea acerca de los gatos y sus hábitos alimenticios meticulosos, pero en realidad es un problema grave si tu gato no come.

Aunque la negativa a comer es preocupante para todas las mascotas, puede ser más peligroso para los gatos .

Mi Gato no Come ni Toma Agua y está Decaído

Cuando los animales no comen lo suficiente, deben confiar en sus reservas de grasa para obtener energía. Antes de que la grasa almacenada pueda usarse como combustible, debe ser procesada por el hígado. Este paso requiere un suministro adecuado de proteínas.

Con la rápida pérdida de peso en un gato que deja de comer, los suministros de proteínas pronto se agotan y el hígado se ve abrumado por toda la grasa. Esto resulta en una condición peligrosa conocida como lipidosis hepática, que puede conducir a insuficiencia hepática.

Mi Gato no Come ni Toma Agua y está Decaído

Mi Gato no Come ni Toma Agua y está Decaído

La pérdida de apetito de un gato a menudo indica enfermedad, por lo que debe consultar a su veterinario tan pronto note un cambio en los hábitos alimenticios de su gato. Cuanto más rápido respondas al problema, más capaz serás de hacer algo que te ayude.

Por qué su gato no come

Enfermedad. 

La pérdida de apetito es uno de los indicadores clave de que algo anda mal. Así que asegúrese de prestar atención si su gato deja de comer repentinamente. Varias condiciones diferentes pueden ser responsables, como infecciones, insuficiencia renal , pancreatitis, problemas intestinales y cáncer . Pero no siempre es grave, algo tan simple como un dolor de muelas puede hacer que tu gato deje de comer.

Vacunación Reciente

 ¿Notó la pérdida de apetito de su gato poco después de que lo llevó al veterinario para vacunarse de rutina ? Si es así, la razón por la cual su gato no comerá puede ser una reacción adversa a los tiros. Aunque las vacunas han salvado vidas a millones de animales, sí causan efectos secundarios en algunos. La pérdida de apetito es uno de los efectos secundarios más comunes, que generalmente son temporales y leves.

Viaje y Entorno Desconocido

Como muchas personas, muchos gatos son criaturas de hábito. Entonces, un cambio en la rutina puede provocar una pérdida de apetito. Además, algunos animales experimentan mareos al viajar en automóvil o en avión, lo que puede provocar náuseas y la negativa a comer.

Picardía o Problemas Psicológicos

Si su veterinario ha determinado que su gato no está físicamente enfermo, entonces la ansiedad o la depresión podrían ser la razón por la cual su gato no comerá. Los cambios en el hogar pueden ser molestos para los gatos sensibles, y algunas veces las personas nuevas o los cambios en los horarios familiares pueden afectar el bienestar emocional de un gato. O bien, tu gato podría ser un comedor meticuloso. Tenga en cuenta que los gatos, en general, tardan mucho tiempo para adaptarse a los nuevos tipos de alimentos, por lo que un cambio reciente en la dieta podría ser el culpable.

Lo que Puedes Hacer

Si su gato está enfermo, ansioso o simplemente exigente, recuerde que un rechazo completo de los alimentos puede tener consecuencias devastadoras. Por lo tanto, incluso si intenta hacer que su gato coma una dieta prescrita por un médico, nunca muera de hambre a su gato para que coma cierto tipo de alimento.

Si la enfermedad es la razón por la cual su gato no comerá, trabaje con su veterinario para diseñar el mejor régimen para usted y su mascota. Esto puede incluir un cambio en el tipo o consistencia del alimento; algunos gatos pueden ser tentados a comer al ofrecer alimentos enlatados cuando no están sanos. En casos más extremos, los veterinarios pueden recetar medicamentos que actúen como estimulantes del apetito o recomendar la alimentación con jeringa a su gato con una dieta líquida. O el veterinario puede recomendar la colocación de un tubo de alimentación para garantizar una nutrición adecuada.

Cuando la enfermedad no es el culpable, hay cosas que puede intentar alentar a su gato a comer.

Puede haber descubierto que ciertos alimentos, como el hígado o el atún enlatado, pueden actuar como estimulantes del apetito para ciertos gatos. Recuerde ofrecer solo estos alimentos en pequeñas cantidades. Grandes cantidades pueden dañar a su mascota al causar deficiencias o una sobreabundancia de ciertas vitaminas.

En lugar de confiar en la comida de las personas , trate de alentar a su gato a comer alimentos enlatados comerciales. Puede encontrar que calentar la comida o mezclarla en aceite de pescado, caldo o huevo cocido podría tentar a su gato quisquilloso a comer. Si su gato todavía no come, retire la comida y proporcione alimentos frescos más tarde durante el día. Si la comida se deja endurecer y se vuelve rancia, su gato puede aprender a evitarla en el futuro.

Si su gato ha estado comiendo alimentos para humanos exclusivamente, asegúrese de hacer la transición de su mascota durante varias semanas mezclando la comida favorita de su mascota con comida para gatos . Con el tiempo, deberías poder cambiar la proporción hasta que tu mascota solo coma comida para gatos .

Muchos expertos recomiendan rotar la dieta de su gato entre diferentes marcas de dos a cuatro veces al año mediante el uso de una técnica similar. Esta práctica puede ayudar a reducir las finuras y también minimizar el desarrollo de alergias a los alimentos y problemas intestinales.

Mi Gato no Come ni Toma Agua y está Decaído
3.3 (66.67%) 3 votes
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter