Cuando un gato tiene diarrea, es mejor primero determinar si el caso es leve o severo. La diarrea con sangre probablemente indicaría una condición más grave. Otra información importante y necesaria para llegar al diagnóstico incluiría cuánto tiempo ha estado presente la diarrea, si el gato ha perdido peso o no, la presencia de sangre, moco u otra materia, y si la fuente de diarrea es el intestino delgado o grueso.

Los problemas del intestino delgado generalmente producen sangre marrón oscura o melana. Las motas o manchas de color rojo u oxidado generalmente provienen del intestino grueso.

Mi Gato Tiene Diarrea Con Sangre

Esto se llama hematoquecia e indica problemas en el tracto inferior, incluido el recto o el ano. Grandes cantidades de sangre roja brillante en la diarrea puede indicar un problema completamente separado.

Enfermedades graves e incluso potencialmente mortales pueden causar sangre en las heces. La enfermedad inflamatoria intestinal y los parásitos intestinales son causas bastante comunes de hemorragia intestinal. También se puede asociar con problemas de coagulación de la sangre debido al veneno del ratón, otras toxicidades y enfermedades inmunes mediadas.

Mi Gato Tiene Diarrea Con Sangre

Mi Gato Tiene Diarrea Con Sangre

El cáncer de colon puede causar sangre en las heces o alrededor del área anal. Los objetos extraños como las cuerdas o los huesos que come el gato también pueden causar hemorragia rectal. Las infecciones de las glándulas anales pueden causar sangre en las heces y defecación dolorosa, y el estreñimiento también puede causar desgarros rectales y sangrado.

Cuando se ve sangre fresca en las heces, sabemos que hay daño en el revestimiento del colon o el ano. Si se produce una hemorragia en el intestino delgado, por lo general veremos heces alquitranadas negras a medida que la sangre se digiere a medida que pasa por el intestino delgado.

Con la inflamación en el colon, a menudo vemos sangre roja brillante que puede estar presente junto con la mucosidad y con frecuencia está recubriendo el exterior de las heces. Ocasionalmente también se pueden ver pequeñas gotas de sangre en la cama.

La inflamación intestinal lo suficientemente grave como para causar heces fecales sanguinolentas obvias o deposiciones alquitranadas puede permitir que las bacterias migren a través de la pared intestinal causando sepsis u otras infecciones graves en los riñones, el hígado y otros órganos.

Lleve una muestra de heces fresca (dentro de las 24 horas después de pasar) con su gato a su veterinario para que pueda analizar los parásitos intestinales. Algunas infecciones intestinales pueden transmitirse a los humanos a partir de heces de gato, así que lávese las manos después de empacar la muestra de heces en una bolsa de plástico.

No congele la muestra de heces, pero puede refrigerarla por hasta 24 horas antes de su cita. Está bien tener basura en la muestra. Solo asegúrate de que sea una muestra de heces y no un montón de orina.

Preocupaciones sobre la diarrea sanguínea

Si bien muchos casos de diarrea en gatos indicarán un problema grave, hay algunos casos en que puede ser una afección temporal y desaparecer rápidamente. El estrés puede liberarse a través de los intestinos, causando heces con sangre, vómitos y pérdida de apetito .

Si se ingiere algún tipo de materia extraña, puede estar causando problemas en el tracto digestivo o en el ano. Esto podría causar que la sangre se mezcle con las heces o la diarrea.

En general, si hay sangre y persiste, si aparece sangre roja brillante en la diarrea más de una vez o en cantidades mayores que una mota, si el gato parece estar estreñido pero está pasando diarrea, o si hay un aumento significativo en la frecuencia de las deposiciones, estas podrían ser motivo de preocupación.

Posibles causas de diarrea en gatos

Muchas enfermedades, afecciones, infecciones o situaciones pueden provocar diarrea en gatos. Algunas de las posibles causas incluyen:

  • Parásitos
  • Bacteria
  • Alergia o intolerancia a los alimentos
  • Ingestión de sustancias extrañas o tóxicas
  • Coccidia
  • Glándulas anales impactadas
  • Irritación del estómago o intestinos
  • Pólipos
  • Cáncer de intestino bajo
  • Virus intestinal
  • Colitis
  • Daño o trauma en el ano o intestinos inferiores
  • Trastornos del coágulo
  • Problemas intestinales

Pruebas y tratamiento

Las pruebas y el tratamiento para la diarrea sanguínea en gatos estarán determinados en gran parte por los factores discutidos anteriormente. El examen del área rectal puede ser necesario para descubrir cualquier trauma, tumor o problema glandular. Se pueden realizar análisis de sangre para obtener información sobre el conteo sanguíneo y un perfil de los químicos presentes en la sangre.

Se puede realizar un análisis de orina y hay varias pruebas que se pueden realizar con materia fecal. La colonoscopia, los rayos X o los ultrasonidos pueden proporcionar información más detallada sobre la condición de los órganos de su gato. Dependiendo de los resultados adquiridos , un cambio en la dieta puede ser la primera recomendación. Los antibióticos ayudarán a tratar cualquier infección bacteriana.

La mayoría de los parásitos se pueden tratar rápidamente con medicamentos recetados. Los problemas más graves pueden requerir terapia de fluidos u otros tratamientos con medicamentos.

Precaución

Cuando los gatos tienen diarrea, es posible que sienta la tentación de tratarla usted mismo con medicamentos de venta libre. La composición fisiológica de un gato es muy diferente a la de cualquier otra especie. Muchos remedios contra la diarrea de venta libre son extremadamente tóxicos para los gatos y no deben administrarse bajo ninguna circunstancia.

Mi Gato Tiene Diarrea Con Sangre
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter