Se sabe que la mayoría de los perros son bastante entusiastas en lo que respecta a su comida. Probablemente no te sorprenda, si observas a tu perro con el estómago lleno, especialmente después de una reciente expedición de recolección de basura o después de una barbacoa familiar.

El comer en exceso es, de hecho, la razón más común para que los estómagos de los perros se distiendan. Desafortunadamente, un abdomen distendido también puede ser un signo de un problema mucho más grave, e incluso mortal, por lo que es crucial que los dueños de los perros sepan cómo diferenciarlo.

Que hacer si mi Perro Tiene la Panza Hinchada

Qué buscar

Si tu perro exhibe ese aspecto característico de “mírame, acabo de tragarme una sandía”, intenta evaluar su actitud general. Obviamente, un perro aletargado y sedentario es mucho más preocupante que uno feliz y móvil con la cola meneando.

El siguiente paso debería ser una mirada rápida en su boca. Examine cuidadosamente las áreas de las encías que normalmente tienen un color rosa saludable, y verifique si hay cambios en ese color normal. Una vez que haya visto el color, elija una mancha de tono uniforme y presiónela firmemente con el pulgar, luego suéltelo.

Que hacer si mi Perro Tiene la Panza Hinchada

Que hacer si mi Perro Tiene la Panza Hinchada

El color rosa original debe palidecer con la presión, luego vuelve a su color original en dos segundos. Si su perro tiene pigmentación oscura en estas áreas, puede que necesite basar su evaluación en el color de la lengua.

A continuación, pase suavemente las manos sobre el abdomen de su perro, aplicando una ligera presión para verificar si hay puntos sensibles. Si su perro está de pie, póngalo en posición horizontal y luego, comenzando justo detrás y debajo de su caja torácica, use ambas manos para levantar lenta y cuidadosamente hacia arriba hasta el punto de casi levantarla del suelo.

Repita esta maniobra, avanzando hacia su cola, con un ancho de una mano a la vez, tantas veces como lo requiera el tamaño de su perro. Si su perro está de costado, realice esta maniobra con una mano, presionando hacia abajo, hacia la superficie sobre la que descansa.

Este procedimiento está diseñado para evaluar nuevamente las molestias, pero también para tener una mejor idea de la naturaleza y ubicación específica de la distensión. Finalmente, desde la misma posición, mantenga una mano plana contra un lado del abdomen de su perro mientras usa el otro para realizar una presión rápida de liberación en el otro lado, manteniendo el contacto con ambas manos todo el tiempo.

Si tu perro está de lado, la superficie debajo de ella servirá como superficie estabilizadora. El propósito de esta prueba es verificar si hay líquido en el abdomen. Si esta es la razón de la distensión, debe sentir una “onda de retorno” distinta de líquido volver a la mano que presiona un momento después de que se haya presionado y soltado.

Qué hacer

Pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas:

¿Tu perro está incómodo?

Si su perro parece desconocer por completo su aumento de la circunferencia, es poco probable que sea otra cosa que la indiscreción dietética antes mencionada que lo ha provocado. Mire y espere, pero asegúrese de mantenerla alejada de cualquier fuente de alimento durante al menos doce horas. Si, por otro lado, ella es débil y apática o intenta vomitar, inmediatamente trate de evaluar su situación.

En algunos casos, un perro que ha sufrido recientemente algún tipo de trauma contundente, como ser golpeado por un automóvil o un bate de béisbol, exhibirá un abdomen hinchado y sensible. Si presta atención estricta al comportamiento de su perro y realiza una evaluación segura y equilibrada, podrá determinar qué tan grave es el problema y si es necesario actuar de inmediato.

¿Qué raza es tu perro?

Los perros grandes y de pecho profundo, como los grandes daneses, los galgos y los pastores alemanes, son más propensos a desarrollar una forma de distensión abdominal potencialmente mortal, conocida como dilatación gástrica y vólvulo (VGD). Aunque actualmente no se conoce una causa exacta, parece ocurrir con mayor frecuencia en perros que son alimentados con una gran comida por día o que han sufrido recientemente algún trauma o estrés, como cirugía o transporte a larga distancia.

Si su examen revela un abdomen ajustado al tambor y encías blancas fantasmas, diríjase directamente a un centro de emergencia veterinaria. Los perros con GDV que no son tratados dentro de un período de tiempo pequeño a menudo mueren como resultado.

¿Tu perro jadea rápidamente? Los perros que son incómodos a menudo respiran rápidamente, especialmente si acaban de atiborrarse hasta el punto de distensión. Este comportamiento también puede ser el preludio de un episodio de vómito. Si las encías están rosadas y sanas, puedes mirar y esperar un momento para ver qué se desarrolla. Si se producen intentos fallidos de vomitar y su perro parece estar empeorando, tráigalo directamente al veterinario.

Que hacer si mi Perro Tiene la Panza Hinchada
3.7 (74.29%) 7 votes
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter