La hepatitis es una inflamación del hígado que también podría afectar a los gatos. En este artículo aprende sobre los síntomas, las causas y los tratamientos de la hepatitis en los gatos.

El hígado es un órgano importante con muchas funciones, que incluyen la digestión y la conversión de nutrientes, la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre y el almacenamiento de vitaminas y minerales. Debido a que el hígado funciona para eliminar tantas sustancias diferentes del cuerpo, es susceptible al daño. La enfermedad hepática produce inflamación, y es conocida como hepatitis. Si no se trata, esto puede conducir a la pérdida de la función, ya que las células hepáticas sanas se reemplazan por tejido cicatricial. Las enfermedades en otras partes del cuerpo también pueden afectar la función del hígado.

Si mi Gato Tiene Hepatitis me Puedo Contagiar ?

Afortunadamente, la enfermedad hepática se puede controlar de manera efectiva y la progresión es limitada. Muchos gatos viven feliz  años después de su diagnóstico. La nutrición adecuada y el diálogo continuo con su veterinario son la clave para controlar el trastorno hepático de su gato.

Si mi Gato Tiene Hepatitis me Puedo Contagiar

Si mi Gato Tiene Hepatitis me Puedo Contagiar

¿Qué es la hepatitis en los gatos?

La hepatitis de los gatos es una enfermedad grave que se caracteriza por una infección hepática, más comúnmente causada por una enfermedad infecciosa o envenenamiento. Si se diagnostica con tiempo, el tratamiento será más efectivo.

¿Qué causa la enfermedad del hígado?

Los factores que aumentan la probabilidad de que tu gato desarrolle una enfermedad hepática incluyen:

Edad: varias enfermedades, incluida la disfunción hepática, son comunes en los gatos geriátricos.

Raza: Ciertas razas, como los gatos siameses , tienen más probabilidades de nacer o desarrollar problemas hepáticos particulares.

Obesidad: los gatos con sobrepeso grave pueden tener más probabilidades de desarrollar enfermedad hepática.

Medicamentos y productos químicos: los medicamentos que contienen acetaminofeno pueden dañar el hígado en los gatos.

¿Mi gato tiene enfermedad hepática?

Los signos de enfermedad hepática pueden ser muy similares a los de otras afecciones. Si nota alguno de los siguientes signos en su gato, comuníquese con su veterinario para un examen completo.

Los síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Pobre o pérdida de apetito
  • Pérdida de peso repentina
  • Pérdida de peso
  • Ictericia (coloración amarillenta de las encías, el blanco de los ojos o la piel)
  • Aumento de la sed
  • Vómitos o diarrea
  • Cambios en el comportamiento
  • Exceso de babeo
  • La falta de energía o depresión

Otros signos posibles de trastornos hepáticos incluyen orina de color oscuro, encías pálidas o una acumulación de líquido en el abdomen que podría confundirse con el aumento repentino de peso. Su veterinario puede administrar otras pruebas para diagnosticar una enfermedad hepática.

Signos comunes de enfermedad hepática

IMPORTANTE: Los signos de enfermedad hepática no son muy específicos, lo que dificulta su reconocimiento. Si los gatos obesos dejan de comer, puede haber complicaciones fatales. Los gatos que pierden el apetito durante dos o tres días pueden experimentar lipidosis hepática felina, una afección asociada con una peligrosa acumulación de grasa en el hígado que afecta el funcionamiento adecuado. Si su gato no está comiendo, consulte a su veterinario inmediatamente.

La importancia de la nutrición

Si se diagnostica a su gato, es posible que se pregunte cómo cuidar a su gato con enfermedad hepática. El tratamiento de cualquier enfermedad hepática tiene como objetivo descansar el hígado y minimizar las funciones que tienen que ver con el metabolismo de grasas, proteínas, carbohidratos y drogas. Cuando tu gato tiene una enfermedad hepática, es aún más importante alimentarlo con la comida adecuada para gatos. Alimente a su gato con carbohidratos que puedan ser digeridos fácilmente, grasas de alta calidad y cantidades limitadas de sodio para controlar el daño hepático continuo y mejorar la función hepática.

Para un diagnóstico preciso y opciones de tratamiento, siempre consulte a su veterinario y pídale que le recomiende el mejor alimento para la salud del hígado de su gato.

Tratamiento de hepatitis en gatos

Después de que su veterinario diagnostique hepatitis en su mascota (la mayoría de las veces a través del análisis de sangre), comenzarán la terapia de fluidos con dextrosa.

La parte más importante del tratamiento de la hepatitis es la comida. De hecho, esta condición es un círculo vicioso porque si su gato no comienza a comer nuevamente, no se puede sentir mejor. Por lo tanto, es posible que deba usar estimuladores del apetito.

Si mi Gato Tiene Hepatitis me Puedo Contagiar
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter