La alegría que un perro aporta a un hogar es inconfundible, por lo que a menudo es difícil resistirse a la idea de darle la bienvenida a otro perrito, hay algunas cosas que considerar antes de introducir un segundo perro en la dinámica familiar.

Antes de agregar un segundo perro, debe analizar si su perro está listo o no para un compañero de juegos. Determine si su perro tiene algún problema subyacente de comportamiento que deba abordarse, como: ansiedad por separación, ladridos excesivos, tirar excesivamente de la correa, accidentes de entrenamiento en el hogar, destructividad y agresión hacia los humanos, perros u otros animales pequeños.

Tengo un Perro y Quiero Adoptar Otro

Asegúrese de que su perro actual esté debidamente entrenado

Si ya vives con un perro que muestra malos hábitos, es probable que tu nuevo cachorro detecte las mismas tendencias indeseables. Por lo tanto, si su perro actual se abalanza sobre otros perros mientras camina, ladra incesantemente, olfatea zapatos y muebles, debe darle un entrenamiento para que obedezca así su comportamiento cambiará y estará listo para recibir a un nuevo compañero.

Asigne el tiempo y los recursos para otro cachorro

Debe tener en cuenta que necesitará invertir más para el cuidado de otro perro, deberá comprar: collares, correas y cajas, por nombrar solo algunos artículos, así como las visitas veterinarias inesperadas. Hay otro gasto igualmente importante que debe estar dispuesto a hacer como el tener tiempo para preparar, entrenar y ejercitar adecuadamente a su nuevo perro.

Tengo un Perro y Quiero Adoptar Otro

Tengo un Perro y Quiero Adoptar Otro

Comprenda que un segundo cachorro no cura la ansiedad de separación

Si su perro tiene un trastorno de ansiedad por separación, la presencia de otro animal en el hogar probablemente no aliviará la angustia que experimenta durante los momentos de separación. Si su cachorro actual sufre de esta condición, trabaje con su veterinario o un entrenador de perros profesional certificado para abordar el problema antes de incorporar otro perro a su familia. Además, debe considerar el hecho de que algunos perros que fueron abandonados y terminaron en refugios, o que cambiaron de hogar, pueden estar en mayor riesgo de desarrollar ansiedad por separación, por lo que es importante discutir este problema potencial con un refugio o una organización de rescate antes de adoptar.

Sepa que un perro de edad avanzada y un perrito a menudo no se mezclan

Si tiene un perro mayor, prepárelo para que este no sea irritable y posiblemente agresivo con un nuevo cachorro en un intento de establecer límites. A veces la situación se sabe complicar y esto se debe a que los cachorros están hambrientos de atención, por lo que ignorarán las señales de un perro más viejo para retroceder y continuar molestando, lo que resultará en una vida hostil. Si está considerando seriamente la idea de emparejar un perro anciano con un cachorro, elija un cachorro con un temperamento tranquilo y bríndele muchas oportunidades para interactuar y jugar con otros perros fuera del hogar. Para ayudar a su perro más viejo a aclimatarse a la nueva incorporación a la familia, designe áreas especiales donde pueda retirarse con seguridad cuando necesite un descanso del cachorro. Y no olvide que todavía necesita todo el amor y la atención que le pueda brindar.

Elija un cachorro que sea compatible

Aunque puede parecer una buena idea emparejar a un perro pequeño con otro perro pequeño, no podría ser tan efectiva. Para minimizar el riesgo de pelear, opta por un perro de una altura, peso y edad diferente a la que ya tiene. Aunque las diferencias grandes ya sea en edad o tamaño, como un gran danés con un chihuahua, pueden no ser las mejores, una pequeña variación puede ser útil porque los perros no sienten tanta necesidad de competir si no están en un terreno común. Por ejemplo, un perro de 2 años y un perro de 4 años, con niveles de actividad similares y una ligera diferencia en altura y peso, podrían ser una buena opción.

Y tenga en cuenta que aunque las perras a menudo juegan bien entre sí, existe un mayor riesgo de enfrentamientos intensos en hogares con cachorros. Y si te apasiona la idea de adoptar hermanos, debes saber que, a pesar de lo adorable que parezca este escenario, es probable que los cachorros de la misma camada se vinculen más entre sí que contigo.

Tengo un Perro y Quiero Adoptar Otro
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter