El Hocico de mi Perro Huele a Podrido

El mal aliento crónico no es una condición normal y saludable. Aunque es cierto que los perros a veces comen objetos y cosas desagradables que pueden hacer que su boca huela insoportable por cortos períodos de tiempo, su respiración nunca debe ser asquerosa.

Y mientras que la halitis (mal aliento) a veces es causada por indigestión u otros desequilibrios más profundos en el tracto digestivo. Una acumulación de bacterias anaeróbicas en los dientes y tejidos de las encías.

El Hocico de mi Perro Huele a Podrido

Si no se controla, la placa se mineralizará, formando un sarro duro que servirá como cultivo para más bacterias. Eventualmente las encías pueden infectarse, causando gingivitis. Peor aún, puede ocurrir una infección en una o más cavidades dentales (periodontitis) que, si no se trata, puede diseminarse a los riñones, válvulas cardíacas u otros órganos vitales.

La higiene dental se mantiene en los animales de la misma manera que con los humanos, al limpiar los dientes con regularidad. Mucho de esto se logra cuando los perros comen los tipos de alimentos que sus cuerpos requieren: huesos crudos, carne de alta calidad y alimentos ricos en enzimas y probióticos (bacterias beneficiosas) que son necesarios para mantener un “ambiente de trabajo” saludable en la dieta de un perro.

Signos de enfermedad periodontal

– Aliento fétido
– Tártaro amarillo-marrón en la línea de las
encías
– Encías rojas, hinchadas y sangrantes – Babeo
– Sangre en la saliva
– Dientes rotos
– Renuencia o vacilación para masticar huesos o alimentos duros
– Pérdida del apetito

El Hocico de mi Perro Huele a Podrido

El Hocico de mi Perro Huele a Podrido

Huesos crudos y carnosos para la salud dental

A pesar de que muchos alimentos son bastante duros, todos se descomponen en partículas blandas cuando se mastican o disuelven en la boca. En términos de limpieza y fortalecimiento de los dientes y las encías, ninguno puede reemplazar los huesos crudos y carnosos.

También te puede Interesar :  Porque les da Hipo a los Perros ?

Los huesos aportan el calcio que es necesario para construir dientes fuertes y tejido óseo. También proporcionan el medio de masticación natural perfecto para mantener los dientes y las encías de su perro limpios y saludables. Pero eso no es todo: los huesos crudos también ofrecen elementos nutricionales que los alimentos comerciales preparados con calor no pueden: las bacterias probióticas y las enzimas naturales que se necesitan para mantener de manera saludable la flora bacteriana en la boca.

En esencia, esta flora oral de bacterias “buenas” lucha y elimina bacterias dañinas como los estreptococos y otros patógenos antes de que puedan multiplicarse y causar gingivitis u otras infecciones. Una flora saludable también ayuda a descomponer y eliminar las partículas de alimentos que permanecen alojadas entre los dientes después de cada comida.

Las bacterias beneficiosas en la boca de su mascota también producen la química necesaria para mantener el equilibrio del pH (acidez) en la boca. Esto crea un ambiente menos favorable para la reproducción de microbios dañinos.

Independientemente de si está alimentando una dieta cruda, comida enlatada o croquetas, considere alimentar a su perro con un hueso crudo cada semana; hará maravillas para mantener sus dientes limpios y su entorno oral en equilibrio.

Además, la alimentación de vegetales fibrosos como zanahorias, brócoli o apio orgánicos sin pelar (a la hora de la comida o como bocadillos) puede servir como seda natural, probiótica y rica en enzimas. Las verduras de hoja verde y las hierbas frescas de la cocina (perejil, eneldo, etc.) también se pueden mezclar con los alimentos para contribuir con antioxidantes y clorofila para refrescar el aliento.

También es aconsejable agregar un buen polvo de enzimas digestivas y un suplemento probiótico a cada comida, ya que estas medidas ayudarán en gran medida al mantenimiento de bacterias saludables y niveles de pH en la boca.

También te puede Interesar :  Limpiar Ojos Perro Manzanilla [Lavar]

Cepillar los dientes de un perro

Si su mascota no come regularmente alimentos crudos o huesos, planee cepillarse al menos una vez al mes. Si sus dientes parecen amarillos y propensos a la placa, entonces el cepillado debe realizarse al menos semanalmente. Haga que su veterinario examine los dientes de su perro por lo menos dos veces al año. El cepillado dental no es un procedimiento veterinario; Puedes hacerlo por ti mismo.

El proceso comienza con la elección de una pasta de dientes hecha específicamente para su uso en mascotas. Hay docenas en el mercado: encuentre uno que crea que a su perro le guste comer. No use pasta de dientes hecha para humanos, ya que muchos contienen agentes espumantes que pueden causar malestar estomacal en los animales. Use un cepillo diseñado específicamente para perros, ya que estos cepillos son especialmente angulados y tienen un alcance más largo para usar alrededor de dientes afilados y mandíbulas largas.

Comience por cepillar las superficies externas de solo uno o dos dientes por sesión, concentrándose en las partes superiores de cada diente y a lo largo de las líneas de las encías donde normalmente se acumula el sarro. No se preocupe demasiado por el interior (el lado de la lengua) de los dientes de su mascota. Estas superficies están bien protegidas por la saliva y la flora oral, y son mucho menos propensas a desarrollar sarro.

Después de que su mascota esté acostumbrada a que le cepillen los dientes cada semana, comience a aumentar el número de dientes limpios en cada sesión. La idea es hacerlo sentir cómodo, no amenazado y esperando su próxima limpieza.

Los productos antibacterianos destinados a mezclarse con el agua de bebida de un animal solo deben usarse si hay una infección detrás de los dientes (lengua, encías internas, garganta, etc.).

También te puede Interesar :  Mi Perro se ha Comido un Calcetin que Debo Hacer ?

Para refrescar el aliento y mejorar la digestión, me gusta usar una combinación de raíz de jengibre, hoja de perejil, menta, hinojo y manzanilla. Esta fórmula, aunque no es tan antibacteriana como la mencionada anteriormente, ayudará a mantener un equilibrio saludable en el hocico y también a aliviar la flatulencia.

HALITOSIS DE PERRO

  1. Agregue suplementos de probióticos y enzimas digestivas en cada comida.
  2. Cepille los dientes de su perro y llévelo al veterinario para un chequeo dental al menos una vez al año.

      3.Conozca los signos de la enfermedad periodontal y revise la boca de su perro al menos una vez a la semana.

El Hocico de mi Perro Huele a Podrido
5 (100%) 1 vote
Si Amas A Tu Mascota Comparte este Artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter